Presentació llibre “¿Pero quién mató a Olof Palme?” de Ramon Miravitllas

Anna Balletbò. 27/01/2009

Queridos amigos,

El libro que hoy presentamos aborda la historia de Palme desde su nacimiento, influencias familiares, sus escarceos con la política, la influencia que tuvo en su formación política el Primer Ministro Erlander, la gran influencia que tuvieron en él diversos viajes, especialmente a Estados Unidos y al Sudeste Asiático, su llegada al Gobierno, sus victorias como Primer Ministro, sus defensores y detractores, su papel en la distensión, su lucha en favor de los desposeídos, su difícil neutralidad en plena Guerra Fría, su influencia en la socialdemocracia y, especialmente con Felipe González, su afecto por España, su lucha solidaria contra las ejecuciones del Franquismo, su batalla contra Pinochet, sus relaciones con su esposa Lisbeth Palme y sus hijos, su asesinato y su legado.

No deseo desarrollar todos y cada uno de estos capítulos, pero sí trataré algunos de ellos y les recomiendo la lectura del libro. Al repasar el libro que hoy presentamos, y digo repasar porque el amigo Ramon me ha ido haciendo llegar a lo largo de estos años multitud de folios para la lectura pidiendo mi colaboración en algunos aspectos, he recordado especialmente la visita de Palme a la ciudad de Badalona, donde le entregamos el premio de la Paz, instituido por la Asociación de Amigos de las Naciones Unidas de España cuando yo era Vicepresidenta primera. Esa visita nos marcó a todos, especialmente a mi, porque fue el último premio que recibió Palme en vida. Un par de meses después, Palme moría asesinado. Y aquellas imágenes, en el Pabellón de básquet del Joventut de Badalona, con Palme recibiendo el Premio, dieron la vuelta al mundo.

Quisiera ante todo, compartir con ustedes unas reflexiones sobre el poder. La pasión del poder, que diría el filósofo José Antonio Marina.

Desde dentro, el poder se vive como conciencia de dominio, como percepción de la propia potencia. Es la capacidad de hacer real lo posible. No olviden esta frase. La búsqueda de la libertad propia, la lucha por la emancipación, el afán de hacer lo que nadie ha hecho. Es cierto que los grandes destrozos imperiales como los que ha protagonizado George Bush, que hoy finalmente ha abandonado la escena política, brotan de esta conciencia de dominio. Pero el poder es también la facultad de hacer, de conocer, de adueñarse de la propia naturaleza, de inventar posibilidades y realizarlas. Así pues, el poder no es enemigo de la libertad, sino fuente y apremio de ella. Esa es la visión que tenía Palme del poder.

Como dicen los psicólogos, se puede distinguir entre motivación de logro y motivación de poder. La motivación de logro tiene como objetivo la perfección de una competencia personal, en cambio, la motivación de poder tendría como objetivo la utilización de otras personas para lograr los objetivos.

Oscar Lewis, en su popular libro sobre una familia mexicana, “Los hijos de Sánchez”, cita el comentario de uno de los encuestados: “para mi, el destino está controlado por una mano misteriosa que lo mueve todo. Sólo los elegidos pueden hacer las cosas tal como las planean. Los que hemos nacido para comer tamales, hacemos planes y planes y siempre sucede algo que los manda a paseo”. Olof Palme era uno de los elegidos. Desde los hielos del norte, desde el aislamiento de un país que vivía ensimismado mirándose a si mismo, Palme decidió poner a Suecia en el mapa del mundo. Probablemente, la mayoría del pueblo sueco no fue consciente de la talla internacional de Olof Palme hasta que despareció y vieron el testimonio de tantos hombre de Estado en su funeral. Palme jugó un papel determinante en la Internacional Socialista, junto a Willy Brandt y Bruno Kreisky. Participó en la Comisión Brandt y redactó un informe muy debatido sobre la ayuda al desarrollo, porque eso sí, con Palme no había término medio. O se le adoraba o se le odiaba. También presidió la Comisión Palme que elaboró propuestas de desarme en un momento especialmente delicado, en plena Guerra Fría, cuando el peligro de una tercera Guerra Mundial podía exterminarnos a todos. Su tesis sobre la teoría de la Distensión frente a la Disuasión, perfeccionada en su informe sobre seguridad común, fue la semilla que daría sus frutos años después en las negociaciones Reagan – Gorbachov.

Sin duda, la distensión entre Occidente y Oriente podrían verse como un modelo global de solidaridad y a la vez como un mandato de Elegido a favor de la Humanidad. Esta idea de solidaridad global, en realidad Palme es el primer dirigente global que hemos tenido, lo llevaba a ver el neoliberalismo como una amenaza a la sociedad del bienestar que él había estado levantando y mejorando, pieza a pieza, durante más de 30 años.

En uno de sus últimos discursos en la Universidad de Harvard dijo que el desempleo no era solamente un desperdicio económico y un problema social que acarreaba perjuicios para la salud, mortalidad elevada, aumento del índice de suicidios, familias desestructuradas, prostitución, drogadicción, crimen, etc. El desempleo suponía también una amenaza para la sociedad abierta y democrática. ¿Se imaginan que haría Palme hoy ante la crisis global en la que estamos sumergidos como consecuencia de las locuras neocon y de un neoliberalismo descarnado de casino global que ha engullido los ahorros de los trabajadores del mundo para malgastarlos de manera totalmente irresponsable y delictiva y para condenar ahora a estos mismos trabajadores al paro al no poder facilitar los recursos económicos a empresas solventes que ahora deben cerrar?

Tres apuntes finales: uno sobre la familia, su opción a favor de los derechos de la mujer, y su legado.

Bajo su aspecto frágil y discreto, Lisbeth Palme es una mujer de gran coraje. Se necesita mucho coraje para compartir vida con un hombre como Olof Palme. Tuvo mucho coraje al señalar a Christian Peterson como el asesino de su marido, aunque lamentablemente la policía sueca no tuvo en consideración su testimonio. Siempre he tenido la certeza de la influencia de Lisbeth en los temas paritarios. Cierto que en los principios de Palme los derechos de las mujeres estaban ya presentes en tanto que sexo oprimido y discriminado. Pero en el día a día es donde las ideas toman cuerpo, y en ese día a día el olvido culpable de los hombres poderosos, más allá de las teorías, bloquea los avances. Felipe González me explicó que Palme le había dicho que cuando debía hacer un nombramiento exigía que entre la lista de posibles candidatos hubiera siempre mujeres. Era un mecanismo para evitar el olvido masculino.

Hoy es un día especialmente significativo para presentar este libro. Cerramos la oscura etapa neocon en la capital del imperio para dar paso a una etapa nueva sin duda distinta y mejor con Barack Obama. Este Obama que, como Palme, dominado por la pasión política por encima de cualquier otra prioridad, incluida la propia seguridad. A Obama le espera un reto tremendo. El ‘Yes, we can’ define la lucha del discriminado frente al poderoso y su victoria, porque la victoria viaja de la mano del convencimiento y la decisión y aunque a Palme lo mataron físicamente su legado está aquí, mirándonos a los ojos cada mañana frente a la irracionalidad del poderoso. Mirándonos desde Afganistán hasta Irak pasando por el Líbano y por Gaza.

La Fundación Internacional Olof Palme ha llevado el nombre de Palme a Kosovo, al Perú, a Jericó, a Cuba, a Gaza… en la madrugada del 2 al 3 de Enero, nuestro Horfanato en Gaza fue arrasado por la aviación israelí y nuestro Instituto Hispanopalestino de Educación Superior sufrió también daños. Ayer le enseñé al Ministro Moratinos el antes y el después de nuestros proyectos y me dijo “vamos a reconstruirlo”. Lo que no podremos reconstruir son las vidas de los civiles, hombres, mujeres y niños, no por definición favorables a Hamás y que han perdido la vida, entre ellos casi 400 niños. Estoy convencida que Palme hubiera parado esta locura mucho antes. Y debo decir que los esfuerzos de España, Francia y Turquía han sido decisivos pero no es suficiente. Nunca es ni será suficiente porque siempre, como decía Palme, deberemos trabajar para que los pobres sean menos pobres.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

A %d bloguers els agrada això: