VIII Encuentro de la Murtra: El papel de la mujer en los países islámicos

Badalona, 29 de septiembre de 2012

Intervención Anna Balletbò

 

Buenos días a todos,

Amigo Alberto Virella, Director de Cooperación para África, Asia y Europa Oriental de la AECID; amigo Miguel Jurado, teniente de Alcalde del ayuntamiento de Badalona; ponentes, asistentes y, permítanme, una mención especial a quienes han llegado de más lejos, Meriem Ben Younes, de Túnez; Samira Hadjdjilani, de Argelia, y Said Kirhlani, de Marruecos. A todos, gracias por acompañarnos en el VIII Encuentro de la Murtra.

En nombre del Patronato de la Fundación Internacional Olof Palme quiero señalar el esfuerzo que representa, en la situación económica que estamos atravesando, mantener estos Encuentros que constituyen un gran esfuerzo para nuestra institución y una inversión importante en estos momentos de crisis. He hablado de inversión, no de gasto, porqué trabajar en y a favor de la Mujer y de los países musulmanes es un acto en favor de los derechos de las personas y los pueblos y, también, en favor de la justicia, los Derechos Humanos y, hay que reconocerlo también, en favor de nuestros propios intereses. Gracias también a nuestros colaboradores y sponsors que hacen posible el Encuentro de la Murtra: Ayuntamiento de Badalona, Fundació Rafael Campalans, Universidad Autónoma de Barcelona, Arquebisbat de Barcelona, IEMED, Centre Euroàrab de Barcelona, El Periódico y AECID.

Hoy más que nunca, en una Europa en crisis, tenemos la obligación de mirar a nuestros vecinos del Magreb y prestar atención a lo que allí sucede para ayudar a que consoliden sus demandas.

Los países llamados Occidentales olvidamos que tenemos la gran suerte de “estar en crisis”. No es una ironía, es simplemente un punto de vista distinto. Los países que están en crisis lo están porque antes no lo estaban y, si no lo estaban, es debido a que hemos tenido la oportunidad de crecer y desarrollarnos muy por encima de las posibilidades que han tenido nuestros vecinos.

 

 

Precisamente de nuestros vecinos decimos que están en un periodo de revolución, o que viven un periodo de cambio, o que están en una “Primavera Árabe”… todo el mundo sabe que la primavera es una estación que sigue al invierno. ¿Cuántos años llevan nuestros amigos vecinos en pleno invierno? Muchos, demasiados.

En realidad, lo que venimos a denominar como crisis en España, Italia, Francia, Inglaterra e, incluso, Estados Unidos no es una crisis en el sentido tradicional de ciclos económicos: largos periodos de crecimiento y algunos años de estancamiento o recesión. Es imposible entender lo que nos está sucediendo sin contemplar la aceleración que la actual “crisis” ha provocado en tendencias que ya se estaban produciendo. En los últimos 15 años algunas economías emergentes se han consolidado política y económicamente, hasta el punto que están en condiciones de financiar el mundo desarrollado.

Estamos viviendo un cambio geopolítico y geoeconómico de primera magnitud. Aunque Estados Unidos sigue siendo la principal potencia mundial, los cambios económicos de los últimos años han limado también su poder y capacidades mientras su competidor, China, crece. Precisamente, anteayer regresé de 10 días en China. No es la primera vez que viajo a dicho país, pero la potencia de Beijing, Shanghái, Shenzhen y Hong Kong, junto con la juventud de sus habitantes, es impresionante. Están cerca de los 1.400 millones de habitantes y empujan, lógicamente, para mejorar su bienestar económico.

¿Y qué pasa en los países musulmanes?, ¿qué sucede en el Norte de África? Sencillamente, que el afán por ganar sus derechos democráticos en el camino de conseguir mejoras económicas, también es imparable.

Permítanme que hable brevemente del papel de la mujer en dichos países. Estoy plenamente convencida de que el camino a la democracia en Túnez, Marruecos, Egipto, Libia, Argelia,… tiene como condición “sine qua non”  el que las mujeres no queden al margen del proceso. No es concebible un camino hacia los derechos de la ciudadanía, si más del 50% de dicha ciudadanía está al margen.

No nos corresponde a nosotros aconsejar qué deben hacer ustedes para hacer compatible su religión, el Islam, con los Derechos Humanos y de ciudadanía de las mujeres en sus países. No es un camino fácil, pero de ustedes, mujeres y hombres, pero sobretodo de ustedes las mujeres, va a depender que el proceso de transformación que están viviendo se consolide y sus países progresen y participen en esta mesa de reparto que es nuestro mundo actual.

No hay que olvidar que una cosa es lo que los fundadores de nuestras religiones decían y otra cosa el uso que los representantes de las Iglesias aplicaban o aplican. En el Cristianismo en general y en el Catolicismo en particular, a las mujeres también se nos ha sometido durante siglos, porque una cosa es el sentido puro de las religiones y otra muy distinta los intereses masculinos de sus representantes y representados.

Durante la Transición Española las mujeres buscamos alianzas y trabajamos duramente para estar presentes en el mundo de la política, la empresa y las organizaciones sociales. No es fácil, porque ellos sabrán encontrar mujeres para colocar en puestos clave que, aún siendo mujeres, defiendan posiciones masculinas. No importa, pero serán mujeres y de ustedes también va  a depender que estas sean cada vez menos y que ustedes sean cada vez más y, también, que ustedes sepan influir en ellas.

La Fundació Internacional Olof Palme y todo el equipo de profesores, patrones y colaboradores está a su disposición para ayudar en todo lo que podamos, pero el protagonismo corresponde a las mujeres de los países musulmanes, a quienes desde aquí deseamos muchos éxitos.

Muchas gracias

 

The crisis in a big European country: Spain as an example

Wilson Centre, European Alumni Association Conference. Athens, September 14 2012
Anna Balletbò

Dear friends,

We have painfully learned that our country, as other European countries, is also in crisis.

There are several questions we should ask ourselves, but I am only going to formulate two: is it just one crisis or are we living different crisis at the same time?, are all occidental countries in crisis (US included) or are we in a moment of global change that brings a new paradigm?

I will start with the bad news. Unfortunately, Spain is not going through a single crisis, it is immerse in five different crisis that overlap.

We have an important real estate crisis that has brought an important banking crisis. This banking crisis, added to public and private debts, has led us to a third crisis of debt. This crisis has aggravated our low competitivity, causing a fourth crisis. Besides, we have entered into an institutional crisis, based in the important social cuts that we are forced to do. These cause tensions in historic communities like Catalonia.

I am briefly going to start by the end: the institutional crisis. Our first institution, the Monarchy, is not in the best moment. The King’s son in law is involved in a case of political and economical corruption and can be condemned to some years in prison. This issue keeps an important presence in the Press. The King himself, an affable and well-loved person, who is also fond of ladies, has been in the news due to a trip to Botswana with a lady with a German surname where he fell and broke his hip. Due to his  lesion, we learned that he was hunting elephants and that, in the meantime, the Queen was very angry in Madrid. We also learned about the important costs of his repatriation and that the World Wildlife Fund for Nature (WWF) expulsed him as President of the organization for being so fond of hunting. The King apologized in front of TV cameras and this became a serial, fortunately ended, similar to one that some of you lived with a President of the United States.

To this crisis of the monarchy, we have to add the crisis of the autonomic organization of the State, which was created during the Spanish transition, halfway between a Centralized and a Federal country, to give a political solution to Basque, Catalan and Galician demands.  The autonomic model was copied 17 times in Spain, creating 17 small Parliaments, 17 Presidents, 17 autonomic governments, 17 Ombudsmen, 17 Courts of Accounts, 17 Ombudsman for Children, etc., etc., in the name of “competitive emulation”, not wanting to be less than the neighbor.  With the passing of time, this has created expensive structures that have caused an important public debt, even if most of the Spanish debt is not public but private.

All these has changed Spain. What started as an economic deceleration caused by the financial crisis of 2007 in the United States that expanded through all the world, brought in our country the explosion of the real-estate bubble, the restriction of bank credit, the plunge of sales and, finally, the bankruptcy of promoters and construction companies reaching, at the end,  individuals. Many of them where workers who could not face their mortgages after losing their jobs. Lack of liquidity, plunge of sales and dismissals have been feeding each other, very quickly at first and now more moderate, leading us to an unemployment rate of 24%. The unemployment rate among young people (under 25 years old) is over 50%.

Fortunately, between 1982 and 2011 Gross Domestic Product (GDP) per capita raised from 10.678€ to 22.486€. This allows us to resist the crisis differently than other Southern European countries. However, we are in a systemic crisis that has affected us more than other countries because of the too heavy weight of the real estate sector in our economy, which has taken all the savings of families and banks, making the debt of the country grow due to the increase of unemployment and the high impact of the risk premium  in public financing.

It is impossible to understand what is happening without understanding that the crisis has accelerated tendencies that were already present. In the last 15 years, some emerging economies have economically and politically consolidated and are in condition of funding the developed world. We are living a very important geopolitical and geo-economic change. Even if the United States is still world’s first power, the crisis has also diminished its power and capacities while its competitor, China, is growing.

In Europe, the crisis has caught us in the middle of the integration process under Lisbon Treaty and has weakened the credibility of the Euro and the European Project. Even if it seems a contradiction, this crisis can win the reserves for building a real European State. We cannot continue in a system in which we all share the same currency but have 17 central banks.

I have left for the end the issue of competitiveness. There have been political mistakes and also mistakes in the management of public administration. But it’s worth to say that the society has also failed. Our entrepreneurs are not dynamic. They are looking too much to the domestic market and not enough to export. Our Unions are living in the past and are not able to adapt to a changing world. In some way, civil society has abandoned its responsibilities.

Living in a wonderful country, with excellent climate, good public services that are almost free, and with work not only for local people but also for 5 million immigrants who came to attend demand, makes us think that this Shangri-la would never end.

To finish, Spain is doing the economic reforms that Brussels orders us to do. Spain reached the compromise of finishing 2012 with 6.3% of public deficit.

To do it, the government is reducing the number of public servants and deleting duplicities between the central administration and autonomic administrations, concentrating services, increasing working hours to those who keep their job and also reducing salaries between a 10 and 15%.

The reorganization of Spanish banks is on its way. A process of concentration has been already done and the EU has approved a loan of 100.000 million Euros to clean the banking balance of toxic assets that will be concentrated in a special bank to be sold between a 30% and 70% less of their value of 2007-2008, depending of their location.  Allow me to say that now is a good moment to buy an apartment in the Mediterranean Coast.

In practice, salaries are frozen. Income taxes have increased, a new tax on wealth has been established and the VAT has also increased.

A copayment in medicines depending on the income has been established, the number of workers in health and education services has been frozen and the places of workers who retire are not covered.

Is this going to be enough or can Spain follow the way of Greece?

Nobody knows, but let me say two things. This depends on the risk premium.  If it goes under a 3% of interest we can cope. If it keeps going near a 7% of interest, as it has happened in the last month, it will be impossible.

Secondly, you must consider that Spain and Italy are too big to fail.  Europe will not be able to afford it if this happens. In 2011 Greece represented a 2,59% of the Gross Domestic Product of the 17 Euro countries. Spain and Italy represented almost a 30% (29,62%).

Ireland, Portugal and Greece, three of them intervened, have an small economy compared to the big countries of the EU. Their GDP in 2011 was the 6,46% of the 17 countries of the Euro.

Mrs. Merkel has said that, if Greece leaves the Euro system, this could cause an economic earthquake similar to the bankruptcy of Lehman Brothers. We can imagine what will happen if Spain and Italy go out of the Euro. The Euro will be finished and also the European Union, with tremendous consequences for the global economy.

Finally, German monetary authorities, with exception of the President of the Bundesbank, are aware of these consequences. The announcement of the approval  of new systems to relax the tensions of the risk premium, buying debt in the secondary market, has relaxed the situation. The solution will not be at once, but we are in the right way.

Just remember, and now I finish, that United States adopted the dollar in 1785. However, for many years, the value of the dollar was different depending on the State. The value of the dollar of Massachusetts was different of the value of the dollar of Pennsylvania or South Carolina, etc., etc. To build a big federation of countries in a democratic way is never quick.

La crisis en un país europeo grande. España como ejemplo

Wilson Centre, European Alumni Association Conference
Atenas, 14 de septiembre de 2012
Anna Balletbò

 

Queridos amigos,

Hemos aprendido dolorosamente que también nuestro país, España, al igual que otros países europeos, está en crisis.

Las preguntas que tendríamos que formularnos son varias, pero voy a hacer solo dos: ¿tenemos una sola crisis o estamos viviendo varias crisis a la vez?, ¿están todos los países occidentales en crisis (Estados Unidos incluido) o vivimos un periodo de cambio a nivel global que comporta un nuevo paradigma?

Empezaré por las malas noticias. Desgraciadamente, España no está atravesando una crisis, sino que está inmersa en cinco crisis distintas que se solapan y retroalimentan.

Tenemos una importante crisis inmobiliaria, que nos ha llevado a una importante crisis bancaria. La crisis bancaria y el endeudamiento público y privado nos han llevado a una tercera crisis, la de la deuda, y esta crisis de deuda ha agravado nuestra baja competitividad, provocando una cuarta crisis. Además de las cuatro crisis ya descritas, nos hemos metido en una crisis institucional debido a los importantes recortes que estamos obligados a hacer y las tensiones que ello provoca en comunidades históricas como Catalunya.

Brevemente, voy a empezar por el final: la crisis institucional. Nuestra primera institución, la Monarquía, no está pasando por sus mejores momentos. Un yerno del Rey se ha visto implicado en un caso de corrupción política-económica, que puede comportarle unos años de cárcel, asunto que mantiene una presencia importante en los Medios de Comunicación. El mismo Rey, un hombre afable, querido y mujeriego, ha sido noticia porque se fue a Botswana acompañado por una  señorita de apellido de fonética alemana y sufrió una caída rompiéndose la cadera. Con la caída nos enteramos de que cazaba elefantes y de que la Reina estaba en Madrid, muy enfadada. Nos enteramos de los importantes costes de repatriarle y de que la organización World Wildlife Fund for Nature (WWF) lo expulsaba de la presidencia por sus aficiones cinegéticas. El arrepentimiento del Rey ante las cámaras de televisión ha sido un pequeño serial, afortunadamente ya superado y que algunos de ustedes ya vivieron de forma parecida, quizás más dura, con un Presidente de los Estados Unidos.

A esta crisis de la monarquía se ha sumado una crisis del modelo autonómico que nos dimos durante la Transición Española, a medio camino entre el estado centralizado y el federal y que fue la solución para dar salida política a las reivindicaciones vascas y catalanas y, en menor medida, gallegas. El modelo autonómico de descentralización, se copió en España 17 veces, creando a su vez 17 pequeños parlamentos, 17 presidentes, 17 gobiernos autonómicos, 17 defensores del pueblo, 17 tribunales de cuentas, 17 defensores del menor, etc., etc., todo ello bajo el paraguas de la “emulación competitiva”, no querer ser menos que la comunidad vecina. Con el tiempo esto ha creado unas estructuras costosas que han provocado una importante deuda pública, aún cuando el peso de la deuda en España no es pública sino privada.

La suma de todo ello ha cambiado España. Lo que empezó siendo una desaceleración de la economía provocada por la crisis financiera del 2007 en Estados Unidos que se expandió por todo el mundo, provocó en nuestro país la explosión de la burbuja inmobiliaria, la restricción del crédito bancario, el parón de las ventas y, finalmente, la insolvencia primero de los promotores y de las industrias de la construcción para alcanzar, posteriormente, a los particulares. Muchos de ellos trabajadores que no podían pagar las hipotecas por haber perdido el trabajo. Esta espiral de falta de liquidez, paro de ventas y despidos se ha estado retroalimentando primero de forma acelerada y últimamente de forma más moderada pero hasta llegar a un paro del 24% de la población activa. El paro en menores de 25 años está por encima del 50%.

Afortunadamente, de 1982 a 2011 el PIB per cápita había pasado de 10.678€ a 22.486€. Ese colchón es el que nos está permitiendo aguantar la crisis de forma distinta a lo que sucede en algunos países de Europa del Sur. Se trata de una crisis sistémica que nos ha afectado más que a otros países por el peso desmedido del sector inmobiliario que ha lastrado familias y bancos, incrementando la deuda del país por el incremento del paro y el desmesurado impacto de la prima de riesgo sobre el sistema de financiación pública.

Es imposible entender lo que nos está sucediendo sin contemplar la aceleración que la crisis ha provocado en tendencias que ya se estaban produciendo. En los últimos 15 años algunas economías emergentes se han consolidado política y económicamente y están en condiciones de financiar el mundo desarrollado. Estamos viviendo un cambio geopolítico y geoeconómico de primera magnitud. Aunque EEUU sigue siendo la principal potencia mundial, la crisis ha limado también su poder y capacidades mientras su competidor, China, crece.

En Europa, la crisis nos ha pillado en pleno proceso de integración bajo el mandato del Tratado de Lisboa y ha socavado la credibilidad del Euro y de la unión monetaria. Aunque parezca contradictorio, esta crisis puede sacudir las reticencias para construir unos auténtico estado europeo, porque lo que resulta insostenible es tener la misma moneda y 17 bancos centrales.

He dejado para el final el tema de la competitividad. Ha habido fallos políticos y de la administración pública, pero también ha fallado la propia sociedad, con una clase empresarial en general poco dinámica, muy centrada en el mercado interior y poco en la exportación,  unos sindicatos anclados en el pasado incapaces de resituarse en un mundo cambiante y una sociedad que en cierto modo había hecho dejación de sus responsabilidades. Vivir en un país maravilloso, de clima excelente, con servicios públicos extraordinarios y prácticamente gratuitos y con trabajo no solo para los locales sino para cerca de 5 millones de inmigrantes que acudían para equilibrar el déficit de mano de obra no permitía pensar que este Shangri-la, podía un día acabarse.

Para terminar, España está haciendo las reformas que le pide Bruselas. España se ha comprometido a finalizar el ejercicio 2012 con un déficit del 6,3%. Para ello, el Gobierno está reduciendo el número de funcionarios de las administraciones públicas y eliminando duplicidades entre la administración central y las administraciones autonómicas, suprimiendo organismos, concentrando servicios y aumentando el horario laboral de los que mantienen el empleo, a quienes ha recortado entre un 10% y un 20% en función del salario.

El saneamiento de la banca española está en marcha. Se ha realizado ya un proceso de fusión y se han aprobado en la UE 100.000 millones de Euros para sanear los balances de activos tóxicos que pasarán a un banco malo para ser liquidados entre un 30 y un 70% inferior del valor de tasación de los años 2007-2008, en función de dónde se encuentran ubicados. Permítanme señalar que es un buen momento para adquirir una vivienda en la costa mediterránea española.

En la práctica, los salarios privados están congelados. Se ha incrementado el impuesto sobre la renta de las personas físicas, se ha restablecido el impuesto sobre patrimonio y se ha incrementado el IVA.

Se ha establecido el copago progresivo de muchos medicamentos en función de la renta, se han congelado las plantillas de los servicios sanitarios y de educación públicos y no se cubren las jubilaciones, etc., etc.

¿Será esto suficiente o puede suceder en España lo que está sucediendo en Grecia?

Nadie lo sabe, pero déjenme destacar dos cosas. La primera va a depender del coste de la prima de riesgo. Con un máximo de un 3% de interés es soportable. En torno a un 7%, como ha pasado muchos días durante los últimos meses, es insostenible.

En segundo lugar, deben ustedes considerar que España e Italia son dos países demasiado grandes para que Europa pueda soportar su fallida y salida del Euro. En el año 2011 Grecia era el 2,59% del PIB de los 17 países del Euro, y España e Italia casi el 30% (29,62%).

Irlanda, Portugal y Grecia, países ya plenamente intervenidos, tienen unas economías relativamente pequeñas en relación a los grandes países de la Unión. Su PIB en 2011 era un 6,46% de los 17 países del Euro.

Si, según la Señora Merkel, una salida del Euro por parte de Grecia podría ocasionar un terremoto económico mundial similar a la quiebra de Lehman Brothers, es fácil imaginar que si lo hicieran España e Italia el Euro moriría y, con él, la Unión Europea, provocando una crisis económica mundial de consecuencias imprevisibles.

Finalmente, las autoridades monetarias alemanas, a excepción del Presidente del Bundesbank, han tomado conciencia. El anuncio de la aprobación de nuevos mecanismos para relajar tensiones de países con problemas vía compra de deuda en el mercado secundario, ha relajado las primas de riesgo de forma importante. La solución no es inmediata, pero estamos en el buen camino.

Recordarles, y aquí sí termino, que Estados Unidos adoptó el dólar en 1785. sin embargo, el valor del dólar fue durante muchos años distinto en función de los diferentes Estados. El dólar de Philadelphia no se valoraba igual que el de Massachusetts, etc., etc. Constituir una gran federación de países por la vía democrática no resulta rápido.

Muchas gracias por su atención.